Buscar

The coldest ice can melt

Hacía frío en la ciudad. Era una de esas noches glaciales que causan ceguera y entumecen los pies. Esa noche sentí la niebla en mi vientre endurecer mis entrañas que gritaban buscando con desesperación un punto de hervor. Como el café sobre la mesa al que el tiempo le roba poco a poco su calor, supe que estaba viva solamente porque los muertos a esta hora ya duermen, se cubren del frío con la esperanza de que mañana por fin saldrá el sol. Pero el sol es traicionero y no confío en él. Nos da la vida y los atardeceres, pero nos ata al tedio de su rutina y nos baña de oro y de realidad aparente. Así que estoy despierta y me acompaño mejor de la luna, la luna incompleta, mordisqueada y herida me invitó a congelarnos juntas en el embrollo de la noche, y emprendí una caminata que más de uno tachará de suicida.


Mientras los cadáveres duermen, aquí nos divertimos los semi-muertos. Los artistas de la noche. Los zombies, los adictos y los dementes. Después de un rato caminando, me senté en una esquina y busqué leña y fuego en una antología de Sabines. Fue entonces cuando un hombre se acercó a mí.

...

“Poesía! That’s spanish for poetry, right? EASY! women write sonets about the man they love and men, write poems about the women they fuck”

...

Con una mirada y una sonrisa incómoda, diferí en silencio.

...

"But there is something less tricky than poetry, that feels just as accurate and warm, that’s MUSIC, dear!" me confesó.

….

Y en esta esquina olvidada, dos seres a los que olvidó el sol. En esta esquina olvidada, tararea inspirado el trovador, su piel sucia y recia se expresaba con una voz elegante, y transpirando los cocktails en sentimientos, se abrazó con devoción a su guitarra. Compañera en los mismos dolores. Lloran, cantan, gritan y bailan. Después se sueltan a reír.

-Do you feel it? Everything is fake but music

Y me uní a su velada y le pusimos melodía al fuego de los versos de Sabines.

La música nace en la noche. Gritos de auxilio en canciones.

...

Even the coldest ice can melt, but the sleeping dead men, won't live again.